Los problemas de rendimiento en aplicaciones de software no son fáciles de detectar durante las etapas de desarrollo e implementación. De hecho, rara vez son detectadas en las etapas iniciales. Los problemas de rendimiento surgen con el tiempo, y esto obliga a que el tratamiento de los mismos se realice mientras el software se encuentra en funcionamiento. Una aplicación que funciona bien al inicio, no necesariamente funcionará de la misma manera varios años más tarde.

La supervisión constante con el objetivo de detectar falencias en el rendimiento y oportunidades de optimización es crucial para garantizar el mayor retorno de la inversión en las aplicaciones de software

nearshore vs offshore

 

¿Qué es el rendimiento del software?

El "Rendimiento" no es una métrica en sí misma. El rendimiento se determina a través de varias métricas que indican qué tan bien se está ejecutando una aplicación.

Capacidad de respuesta

El criterio principal utilizado para medir el rendimiento del software es la capacidad de respuesta. En otras palabras, se mide el rendimiento de acuerdo a la cantidad de tiempo que tarda una aplicación en ejecutar un comando después de que un usuario lo solicita/ingresa.

Esta es la métrica de rendimiento más importante porque es la que más perciben los usuarios (inmediato). Las personas en general esperan una experiencia con una respuesta rápida, esperan un software rápido. Según una publicación de 1993, los tiempos de respuesta superiores a un segundo son suficientes para interrumpir el flujo de pensamiento de un usuario, y es más probable que ese umbral baje en el tiempo a medida que la tecnología mejora y las personas se acostumbran cada vez más a tiempos de respuesta instantáneos.

Viendo esto de forma objetiva, los tiempos de respuesta más rápidos indican un mejor rendimiento. Sin embargo, este tema es bastante subjetivo, depende mucho de la percepción del usuario. El tiempo de respuesta real y el tiempo de respuesta que el usuario percibe no siempre son iguales, por lo que ambos deben tomarse en consideración. La brecha entre el tiempo de respuesta objetivo y el tiempo de respuesta percibido depende principalmente de las expectativas del usuario sobre el software y el contexto en el que lo está utilizando.

Usabilidad

La siguiente métrica que se debe utilizar para calificar el rendimiento es la usabilidad. La usabilidad es una medida de la eficiencia con la que un usuario puede navegar por una aplicación de software. Esta podría ser la cantidad de pasos que se deben completar para que se realice una función o la cantidad de tiempo que lleva completar una tarea de principio a fin. La distinción importante entre capacidad de respuesta y usabilidad es que la capacidad de respuesta mide el tiempo que tarda el software en reaccionar a la interacción del usuario, mientras que la usabilidad es la cantidad de tiempo que le lleva al usuario completar una tarea dentro de la aplicación.

Escalabilidad

El tercer componente del rendimiento es la escalabilidad. Una aplicación de software escalable puede mantener la misma calidad de rendimiento incluso si aumentan las exigencias, generalmente debido al crecimiento de la base de usuarios. Si el software no es escalable, la calidad de su rendimiento se reducirá considerablemente después de que supere un determinado umbral de usuarios. Identificar este umbral lo antes posible es la mejor manera de estar preparado para la optimización cuando el número de usuarios se acerque al umbral.

time zone difference

 

¿Por qué es importante el rendimiento del software?

Optimizar el rendimiento del software no es la parte más glamorosa del desarrollo de software, pero no obstante es una tarea inevitable y necesaria. Supervisar de forma proactiva los problemas de rendimiento y abordarlos rápidamente cuando surjan le garantiza sacar el máximo partido a su inversión. Si no se toman en serio, tienden a convertirse en problemas más costosos.

El rendimiento tiene un impacto de mayor alcance. Las fallas en el desempeño pueden ser perjudiciales para la productividad de los empleados: sin herramientas funcionales, no pueden hacer bien su trabajo. El impacto a la productividad puede afectar también a otras áreas de la organización, creando potencialmente todo tipo de problemas, como la pérdida de ingresos o la disminución de la satisfacción del cliente.

He aquí un desglose más detallado de algunas de las formas más importantes en que los problemas de rendimiento del software pueden afectar a una organización:

Impactos a la productividad: Para muchas empresas, el software que utilizan es absolutamente crítico para el funcionamiento diario de la organización. Una falla en el rendimiento puede hacer que la productividad disminuya o incluso se detenga, lo que puede descarrilar rápidamente los objetivos de la empresa.

Impacto a la relación con los clientes: Si una organización no funciona de manera productiva, es probable que tenga dificultades para mantener sus estándares de experiencia del cliente. Esto podría impactar de forma negativa las relaciones con los clientes, lo que provocaría deserciones, una reputación deteriorada y pérdida de ingresos.Si el software está orientado al cliente, podría causar aún más daño al frustrar a los clientes que intentan hacer negocios con la organización.

Costos adicionales: Cuanto más tiempo pase sin resolverse un problema de rendimiento, más costoso será solucionarlo. La detección temprana de problemas de rendimiento, mientras aún son menores, garantiza que los gastos de mantenimiento del software se mantengan lo más bajos posible.

Proyectos fallidos: Un problema de rendimiento lo suficientemente grave que no se consideró durante el desarrollo y no se abordó cuando surgió puede hacer que todo el proyecto falle. Puede incluso llegar a un punto en el que la solución es más costosa que iniciar de nuevo el proyecto completo, es posible llegar a un punto en el que no queda otra opción más que desechar el proyecto por completo. Este es el peor escenario en términos de costo.

Estas consecuencias indican claramente que la optimización del rendimiento no se puede pasar por alto: es un punto no negociable del ciclo de vida de una aplicación de software.

Software Development Manufacturing

 

¿Qué causa los problemas de rendimiento del software?

Los problemas de rendimiento suelen ser el resultado de problemas de arquitectura. Esto significa que, si bien es poco probable que los problemas en una etapa inicial, puede predecirlos antes de que se implemente el software. Es fácil adoptar una estrategia/cultura de "crear ahora, arreglar más tarde", es un error grave no considerar los posibles problemas de rendimiento desde el principio. Si no se planifica la optimización continua del rendimiento, solo se hace más grande el problema.

Muchas personas consideran que el rendimiento del software no se puede medir hasta que el mismo ha estado en uso durante algún tiempo se han generado métricas cuantificables. Si bien es cierto que tales métricas pueden ser de gran ayuda para monitorear el rendimiento de una aplicación de software, también se puede predecir qué tan bien funcionará el software mientras el proyecto aún se encuentra en sus primeras etapas mediante el uso de un modelo de rendimiento.

Otro error común que puede conducir a problemas de rendimiento es postergar la optimización o ignorarla por completo debido a la creencia de que es más costosa de lo que vale. Optimizar el software a medida que surgen problemas es mucho menos costoso que ignorarlos. Incluso un modelo de rendimiento simple y económico puede predecir problemas que podrían ocurrir en el futuro y evitar un problema más costoso.

Algunas veces, los problemas de rendimiento se producen cuando un director de proyecto decide que la gestión del rendimiento requiere demasiado tiempo. Por el contrario, usar un modelo de rendimiento al principio del proyecto puede ahorrar tiempo en etapas posteriores del proyecto.

Un problema de rendimiento tiende a volverse más costoso cuanto más tiempo se ignora, también la solución lleva más tiempo. Es importante planificar, gestionar y ejecutar la optimización del rendimiento con una prioridad máxima desde el inicio del proyecto.

nearshore software development

 

Cómo identificar problemas del rendimiento del software

Los problemas de rendimiento se pueden predecir desde el principio utilizando un modelo de rendimiento, y es necesario monitorear el rendimiento a través del uso de métricas reales una vez que el mismo se implementa.

El análisis del rendimiento del software es un proceso continuo que brinda una imagen clara del rendimiento diario de una aplicación. Ejecutar análisis de vez en cuando es mejor que nada, más no brinda las alertas de manera oportuna. Por ejemplo, si solo se analiza el rendimiento del software dos veces por año, algún problema podría pasar desapercibido o no resolverse durante meses. Implementar un análisis de rendimiento continuo permite detectar problemas de inmediato y resolverlos de la manera más rápida y económica posible.

Supervisar el rendimiento constantemente puede parecer una tarea difícil, no obstante, es factible ahorrar tiempo y esfuerzo mediante el uso de herramientas de supervisión automática, mismas que brindan información en tiempo real sobre métricas de rendimiento importantes, y generan alertas en tiempo real en caso de que surja un problema importante. Este modelo permite una advertencia amplia cuando se cruza un umbral o se detecta un problema potencial, lo que permite reaccionar rápidamente y realizar las optimizaciones necesarias antes de que la situación se convierta en algo grave. KNDCODE posee la experiencia, recursos y herramientas que permiten ofrecer el servicio de monitoreo del rendimiento para nuestros clientes.

 

data backup

 

Cómo resolver los problemas de rendimiento del software

Los problemas de rendimiento pueden convertirse en un reto importante, afortunadamente existen estrategias que se pueden implementar para minimizar este riesgo.

• Planificar la optimización de las aplicaciones con anticipación. Tratar la optimización como un componente integral del ciclo de vida completo de una aplicación de software garantiza el estar preparado para los problemas de rendimiento cuando ocurren. Todo software envejece y eventualmente falla, entonces, ¿por qué no planificar para esta eventualidad con anticipación? La gestión del rendimiento debe integrarse al plan de proyecto de forma integral, no debe ser un agregado posterior.

• Brindar la prioridad necesaria a los usuarios. Independiente de quienes sean los usuarios finales, ya sean clientes, empleados o ambos, debe ser la perspectiva más importante.

Compañías nearshore especializadas en la optimización

Es difícil determinar el alcance exacto de un problema de rendimiento y el mejor método para abordarlo. Contratar a un equipo de expertos para que ayude con la optimización del software es una forma de proteger la inversión al garantizar que no se dedica más tiempo, esfuerzo o dinero a la optimización de lo necesario. El equipo de KNDCODE cuenta con la experiencia, capacidad y las herramientas para proporcionar los servicios de optimización y monitoreo de toda clase de aplicaciones de software.

KNDCODE. Always ahead, forward, near.