Como revisamos en nuestro artículo anterior sobre interoperabilidad, dos o más sistemas son interoperables cuando pueden comunicarse utilizando un formato común que ambos extremos pueden entender. Para mantener la interoperabilidad de un sistema, es importante examinar frecuentemente la forma en que las plataformas interactúan entre sí. Aquí es donde entran en juego las pruebas de interoperabilidad.

Las pruebas de interoperabilidad analizan la capacidad de una plataforma para enviar y recibir información desde y hacia una o más plataformas sin encontrar problemas de compatibilidad que impidan que ambos sistemas se entiendan entre sí. Esencialmente, las pruebas de interoperabilidad es un método para demostrar la funcionalidad de extremo a extremo entre múltiples sistemas de software.

Interoperability systems

 

Tipos de Pruebas de Interoperabilidad

Existen diferentes niveles de pruebas, las cuales evalúan diferentes áreas de la interoperabilidad, tales como:

Pruebas Físicas

Examina las propiedades físicas de dos o más sistemas que pueden interconectarse entre sí, tales como puertos y cables.

Pruebas de Tipos de Datos

Permite identificar incompatibilidades en los datos que se transmiten entre dos sistemas. Los sistemas interoperables deben poder intercambiar datos sin modificar los tipos de datos per sé, de lo contrario, el significado de los datos se perdería en la transmisión.

Pruebas Semánticas

Analizan la confiabilidad de los algoritmos de transmisión de datos para verificar la capacidad de los sistemas para intercambiar información en ambas vías.

¿Por qué son importantes las Pruebas de Interoperabilidad?

Probar la interoperabilidad es una parte esencial del desarrollo de la conectividad entre múltiples sistemas. Las pruebas de interoperabilidad ayudan a los desarrolladores y profesionales de TI a comprender cómo se comportará un sistema al momento de establecer la conectividad con otras plataformas. También proporciona los conocimientos que hacen posible mejorar continuamente las funciones de interoperabilidad.

Las fallas de interoperabilidad pueden tener consecuencias sustanciales. Cuando los sistemas no pueden comunicarse de manera correcta y confiable, pueden generar altos costos de mantenimiento, pérdida de datos y disminución de la productividad.

Las pruebas de interoperabilidad ayudan a evitar estos problemas y garantizar que:

  • Los sistemas probados, funcionan como se espera y de manera independientemente
  • Los sistemas pueden transmitir datos entre sí sin ningún problema de compatibilidad esto requiere tipos de datos consistentes y compatibles en todos los sistemas interoperables
  • Los sistemas pueden compartir información sin afectar sus capacidades para realizar tareas de forma independiente entre sí
  • La información que se intercambia entre los sistemas conserva su significado original

nearshore software development

 

Cómo implementar las Pruebas de Interoperabilidad

Existen diferentes formas de abordar las pruebas de interoperabilidad, un método es el ciclo PHVA. El ciclo consta de cuatro pasos: Planificar, Hacer, Verificar y Actuar.

Planificar: El primer paso en el proceso de pruebas de interoperabilidad es planificar la estrategia de pruebas como tal. Este debe considerar los datos disponibles de problemas o pruebas anteriores, el conjunto de habilidades particulares del equipo que llevará a cabo las pruebas y los factores contextuales con respecto a cómo se utilizan los sistemas involucrados. Este es el paso en el que se decide qué es exactamente lo que se quiere averiguar respecto al comportamiento del sistema, y se determina el conjunto de pasos que brindarán esa respuesta.

Hacer: El siguiente paso es llevar a cabo el plan de pruebas. Se debe ejecutar el ciclo de pruebas tal como fue planificado, es necesario registrar cualquier problema que se descubra durante el proceso, de tal forma que pueda abordarse y se repitan las pruebas según sea necesario.

Verificar: El siguiente paso después de ejecutar el set de pruebas, es el de verificar los resultados. Este paso garantiza que se hayan cumplido todos los criterios y que los datos se hayan intercambiado correctamente y sin errores de compatibilidad. Este paso constituye una buena oportunidad para revisar el proceso y tomar nota respecto a las formas en las cuales se podría mejorar.

Actuar: El paso final es más una meta continua. Debe estar basado en las fases anteriores: 1Que se descubrió, que funcionó mejor, que no funcionó, etc.; y se deben aplicar estas lecciones a las siguientes iteraciones. Esto ayuda a mantener las mejores prácticas en las pruebas de interoperabilidad.

Servicios de Pruebas de Software Nearshore

Si su negocio necesita una forma conveniente y rentable de probar la interoperabilidad de sus sistemas heredados, puede dejarlo en nuestras manos. KNDCODE es una empresa de software Nearshore con presencia establecida en los Estados Unidos que emplea una fuerza laboral altamente competente con sede en Centro América.

El equipo de desarrolladores de software de KNDCODE puede brindar esa experiencia para ayudarle a probar y actualizar sistemas heredados y lograr una interoperabilidad completamente funcional.

Póngase en contacto hoy con KNDCODE para obtener más información sobre los servicios de software Nearshore y las pruebas de interoperabilidad.