Sería ideal si pudiéramos confiar en que el software se puede ejecutar por siempre sin ninguna falla, desafortunadamente las fallas de software ocurren y es muy probable que cualquier software sufra problemas de rendimiento en algún momento del ciclo de vida del mismo. La mejor estrategia para estar preparado ante estos eventos, y poder recuperarse en caso de una falla es el mantener un monitoreo constante sobre el rendimiento de las soluciones implementadas. El monitorear las métricas correctas permite prepararse para responder de manera rápida y decisiva ante una falla de software y mitigar el daño que esto podría causar a la continuidad del negocio.

nearshore vs offshore

 

Uso de Métricas para impulsar el Éxito del Negocio

El uso adecuado y eficiente de las métricas de rendimiento del software involucra una serie de preguntas, las cuales están directamente relacionadas con el rol del negocio; y que se pueden responder a través de las métricas.

Por ejemplo, algunas cifras que son de mucha utilidad: Las tasas de conversión, el involucramiento de los clientes, la generación de ingresos y otros conocimientos que cuantifican de manera tangible el nivel de éxito del negocio. Se pueden utilizar estas métricas para determinar cómo la calidad del rendimiento de las soluciones de software afectan las tasas de conversión, los niveles de involucramiento del cliente y la generación de ingresos. Posteriormente, se puede tomar toda la información para mejorar el rendimiento del software en aquellas áreas en donde tendrá el mayor impacto en las operaciones.

Seleccionar las Métricas Correctas

Para seleccionar las métricas correctas, se debe tener claridad de las preguntas que se está tratando de responder. Las métricas de rendimiento siempre deben utilizarse de esta forma, es decir, plasmar preguntas que permitan determinar el impacto del rendimiento de las soluciones de software en las operaciones (el negocio). Los números en sí no son tan importantes como el impacto real que tienen en las operaciones diarias. El valor de las métricas que se recopilan depende 100% del uso que se les dé, y las decisiones que éstas generen para implementar mejoras al rendimiento.

Se listan algunas de las métricas más importantes. Es recomendable realizar un monitoreo continuo de estas métricas y utilizarlas para implementar mejoras graduales a los procesos.

Métricas de Rendimiento

Un uso común de las métricas de rendimiento es el análisis de estabilidad de las soluciones de software; medir el impacto que las fallas de rendimiento tienen en las operaciones. Existen tres métricas de rendimiento cruciales a las que se debe prestar atención: el tiempo promedio entre fallas, el tiempo promedio de recuperación y el porcentaje o recurrencia de fallas. Estas métricas están estrechamente relacionadas entre sí y se utilizan para medir la calidad de rendimiento de una plataforma o sistema de software.

Tiempo Promedio/Recurrencia de Fallas (MTBF)

El tiempo promedio entre fallas es una medida del tiempo que un sistema de software puede funcionar antes de fallar y requerir mantenimiento. Suele medirse en horas.

Debe realizar un seguimiento de tres números durante un período de tiempo determinado para calcular el MTBF del software: la cantidad de horas durante las cuales el software funciona correctamente, la cantidad de horas que está en reparación y el número de fallas o incidentes. El MTBF del software se obtiene al restar las horas que el software está en reparación de las horas funcionales, y el resultado se divide por la cantidad de fallas.

Tiempo Promedio de Recuperación (MTTR)

El tiempo promedio de recuperación es una medida del tiempo en el que el software se encuentra fuera de servicio o, en otras palabras, el tiempo que lleva reparar el software en caso de una falla de rendimiento. Algunas veces se le denomina tiempo promedio de reparación o tiempo promedio de respuesta, no obstante, la métrica es la misma.

Medir el MTTR es más sencillo que medir el MTBF. Para calcular el MTTR del software, simplemente se mide el tiempo de inactividad promedio por falla. Se debe realizar el seguimiento de la cantidad total de horas que el software está en mantenimiento y no está disponible para su uso durante un período de tiempo determinado, así como la cantidad de fallas que ocurren en ese período de tiempo. Por último, se divide la cantidad de horas que el software estuvo inactivo por la cantidad de incidentes.

Porcentaje de Fallas

El porcentaje de fallas es una medida de la frecuencia de errores o inconvenientes en el software. Al igual que el tiempo promedio de recuperación, el porcentaje de fallas del software se representa como un promedio simple. Para calcularlo, se divide la cantidad de veces que el software falla durante un período de tiempo determinado por la cantidad de veces que se utiliza.

Estas tres métricas pueden proporcionar un punto de partida para evaluar el rendimiento de las soluciones de software, no obstante, toda la información recopilada (los datos) requieren un contexto. Los números no son útiles a simple vista, solo se vuelven útiles una vez que comprendemos lo que esos números indican sobre el software y el efecto en las operaciones (el negocio). Un MTTR de 24 horas podría causar una enorme pérdida de ingresos si un sistema crítico deja de funcionar en una empresa muy grande, y en otros escenarios, un MTTR de 24 horas podría ser perfectamente aceptable.

Software Speed Test

 

Otras Métricas que Impactan el Rendimiento

Existen muchas otras métricas que están estrechamente relacionadas con el rendimiento, y medirlas también puede ayudar a obtener una visión más completa de la confiabilidad general y los riesgos de rendimiento de las soluciones de software implementadas.

Métricas de Seguridad

Las métricas de seguridad se olvidan o se descuidan con frecuencia. De cualquier forma, una amenaza a la seguridad es solo la posibilidad de un problema futuro, y es probable que existan otros problemas más inmediatos a los cuales se les esté dando mayor prioridad. Una vez que ocurre una brecha de seguridad, es demasiado tarde. El uso de las métricas de seguridad en el momento adecuado ayuda a evitar un impacto más grande en el tiempo.

Implementar las mejores prácticas de seguridad en cualquier software es un tema bastante amplio, no obstante, se pueden monitorear fácilmente estas dos métricas para ayudar a disminuir el tiempo de inactividad generado por fallas de esta naturaleza:security issues:

Incidentes de Punto Final: Un incidente de punto final es cuando una interface final o un dispositivo que se utiliza para ejecutar el software, experimenta una violación de la seguridad, tal como un virus informático. El seguimiento de la cantidad de incidentes de punto final durante un período de tiempo determinado puede indicar si la falta de medidas adecuadas de seguridad está teniendo un impacto significativo en la calidad del rendimiento del software.

Tiempo Promedio de Recuperación (Una vez más): El tiempo promedio de recuperación también es una métrica importante en el contexto de la seguridad. A menudo, una brecha de seguridad requiere que el software se desconecte por completo mientras se implementa una solución, por lo que la cantidad promedio del tiempo que el software está en recuperación en lugar de brindar un buen uso, es una métrica importante que se debe tomar en consideración. El software no puede funcionar de manera confiable si con frecuencia es víctima de violaciones de seguridad.

Métricas de Productividad

Las métricas de productividad proporcionan una alternativa para medir la eficacia con la que se abordan los problemas del rendimiento. Ya sea que esté realizando mejoras en el software internamente o trabajando con una empresa externa, un ciclo de mejora del rendimiento es esencial para mantener bajos los costos de mantenimiento.

Tiempo del Ciclo: : El tiempo del ciclo es una medida de cuánto tiempo conlleva el realizar una mejora en un sistema de software. Esta métrica es similar al tiempo promedio de recuperación, la diferencia radica en que el tiempo del ciclo mide el tiempo que conlleva mejorar el software, mientras que MTTR mide el tiempo que conlleva reparar el software.

Tasa de Apertura/Cierre: La tasa de apertura/cierre de una aplicación de software mide la cantidad de problemas de rendimiento que se descubren y solucionan durante un período de tiempo determinado. Esta métrica es similar al tiempo medio entre fallas, se enfoca en la cantidad total de fallas que ocurren en lugar de la frecuencia con que ocurren.

Monitoring Software Development

 

Conclusiones

El uso de todas estas métricas permite mantener una estimación continua de los riesgos de rendimiento del software y el impacto potencial de las fallas. En cuanto se han recopilado todas las métricas y datos, es necesario plantear y responder esta consulta: ¿Cómo afectan estas métricas al éxito de las operaciones del negocio y, ¿cómo se pueden utilizar para mejorar el rendimiento del software?

Servicios de Desarrollo de Software Nearshore

El seguimiento y recopilación de las métricas de rendimiento constituyen la forma más eficiente de monitorear el estado general de las soluciones de software, de tal forma que sea factible realizar mejoras continuas que impacten de forma positiva la productividad y rentabilidad del negocio. Sin embargo, si bien el seguimiento y la interpretación de las métricas es bastante fácil, realizar o implementar las mejoras no siempre es tan sencillo.

Dado que la opción de contratar a un equipo de expertos para optimizar las soluciones de software es siempre una alternativa viable, también se debe considerar y/o incluir las empresas de servicios de desarrollo nearshore.

KNDCODE es un equipo de profesionales certificados, con más de 20 años de experiencia en la industria y que puede ayudarle a optimizar el rendimiento de las soluciones de software. KNDCODE cuenta con la experiencia, capacidad y habilidades para gestionar cualquier desafío de desarrollo de software, desde pruebas hasta integraciones, aplicaciones móviles y más.

KNDCODE, always ahead, forward, near.